¿Cómo es el innovador sistema que hará más seguros y eficientes los pagos en el transporte público de Chile?

La empresa chilena Bipay, con el apoyo de la División de Transporte Público Regional del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones y Mastercard, anunciaron un nuevo medio de pago para los microbuses de Chillán y Chillán Viejo, a través del cual sus habitantes podrán pagar sin contacto el pasaje con sus tarjetas de débito, crédito o prepago, o con sus tarjetas digitales en dispositivos móviles con tecnología NFC.

Las innovaciones en medios de pago abarcan cada vez más ámbitos de la vida. Uno en el que estas tecnologías tienen mucho que aportar es el transporte público, sobre todo para usuarios de regiones, donde el siempre esquivo dinero en efectivo es, casi siempre, la única forma de acceder al servicio.

Como una forma de acortar esa brecha, la empresa Bipay, con el apoyo de Mastercard, la División de Transporte Público Regional del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, y la Asociación Gremial de Dueños de Taxibuses Urbanos de Chillán, implementarán un sistema que permitirá a las habitantes de Chillán y Chillán Viejo pagar el pasaje en los microbuses locales con sus tarjetas de débito, crédito o prepago, ya sean digitales o físicas, mejorando la experiencia de uso del transporte público en estas comunas y alcanzando a más de 200.000 personas.

Su funcionamiento es simple: Las personas solo deben acercar su tarjeta a los validadores electrónicos que Bipay tiene instalado en los buses, evitando así el manejo de monedas y billetes. Se trata de una modalidad de pago abierta y sencilla, en la cual no es necesario comprar una tarjeta física y cargarla, ni bajar una aplicación o generar un código QR para acceder. Solo se necesita contar con una tarjeta de crédito, débito o prepago con tecnología contactless y saldo disponible, o bien tener una tarjeta asociada a una billetera digital en un dispositivo móvil con tecnología NFC, como teléfono, relojes o pulseras inteligentes, todos dispositivos ya muy comunes entre los chilenos.

Esta innovación –denominada como modelo de pagos abiertos sin contacto– estará operativa desde mediados de diciembre, pocos días antes de que se deje de usar de forma oficial dinero en efectivo en el transporte público en la capital de la Región de Ñuble, el 31 de ese mes.

“En Mastercard trabajamos para desarrollar y hacer crecer una red de pagos segura, confiable, eficiente e inclusiva, y este es un ejemplo de ello. Mediante este tipo de proyectos de habilitación de pagos abiertos sin contacto, estamos promoviendo la inclusión financiera en beneficio de los usuarios, facilitándoles los pagos en su día a día”, explica Nicolás Costa, Director de Soluciones para Gobierno Latinoamérica y el Caribe de Mastercard.

Patricio Meneses, gerente general de Bipay, profundiza en los alcances de la iniciativa: “Esto permitirá que el conductor maneje menos efectivo, por lo que su trabajo será mucho más seguro. Además, subir a los buses será más ágil para los pasajeros, quienes no tendrán que esperar que el conductor reciba el pago y les dé vuelto, como ocurre hasta ahora en casi todos los sistemas de transporte de Chile”.

Entre otros factores, Bipay eligió a Chillán por la buena organización que existe entre los distintos dirigentes del transporte, el cual consta de un parque de más 300 buses, distribuidos en 10 líneas.

Mastercard sumó a Bipay a su programa global de socios de Transporte Público (Mastercard Transit Partner Program), con el objetivo de trabajar en conjunto en la habilitación de esta nueva tecnología de pagos. De esta forma, se busca promover y desarrollar iniciativas marcadas por la innovación y que permitan modernizar los sistemas de pagos públicos de uso intensivo entre la población.

Potencial de expansión

Conscientes de las dificultades que se pueden presentar en la implementación de un cambio de modelo de pago como este, Bipay realizará diversas campañas de capacitación y difusión en Chillán, tanto para choferes como usuarios.

Desde el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones señalan que el trabajo en esta ciudad del centro-sur de Chile es solo el inicio de un proceso de modernización tecnológica impulsado por la División de Transporte Público Regional, y que considera la implementación de servicios de recaudo electrónico para el transporte regulado en las diferentes regiones del país. “Nuestros desafíos más próximos deberían ser ciudades como Temuco, Concepción, Punta Arenas, Antofagasta y Valparaíso”, aseguran.

Por su parte, Mastercard viene trabajando desde hace años en la habilitación de los pagos abiertos sin contacto para el transporte público. “En 2018 fuimos pioneros en un piloto con Metro Valparaíso, donde se presentó un sistema de pago abierto con tarjetas de crédito. Esa implementación sentó las bases para que hoy tengamos mecanismos robustos de los cuales nos sentimos orgullosos”, afirma Nicolás Costa, de Mastercard, quien añade: “Estamos trabajando con empresas tecnológicas, operadores y autoridades de transporte público y con la industria de medios de pago para que esta tecnología, que ya está presente en las grandes capitales del mundo, pueda expandirse en el resto de Chile, gracias a su simplicidad, seguridad, fiabilidad e interoperabilidad”.

Para el ejecutivo, proyectos como el de Chillán solo son posibles gracias a la colaboración público-privada: “Estamos comprometidos en colaborar con compañías del sector privado de todo el mundo, así como con gobiernos, organismos multilaterales y organizaciones sin fines de lucro, para construir puentes que permitan cerrar la brecha en inclusión financiera, y estamos convencidos que aplicar nuestras soluciones al transporte público es parte de ese avance”, comenta Costa.

¿Cómo está Rancagua y la Región de O’Higgins?

Desde diciembre de 2020, la misma empresa Bipay es la responsable de instalar y administrar pagos del transporte público de la ciudad de Rancagua – inicialmente en los Servicios 100 de Expreso Rancagua, Servicios 200 de Isabel Riquelme y Servicios 400 de Buses Manzanal, luego se agregaron los Servicios 300 de Buses Cachapoal -, en donde los pasajeros y usuarios de la locomoción colectiva en primera instancia descargan una APP llamada Bipay Chile, luego se crea una cuenta mediante dirección e-mail, a la que se carga dinero con tarjetas de débito o crédito.

Para realizar el pago en la micro, la aplicación generará un código QR que se mostrará en la pantalla del teléfono celular y deberá acercarse al validador, que emitirá una confirmación al instante.

Para quienes no tengan esa opción, en ese entonces se habilitaron 20 puntos físicos de recarga, disponibles en almacenes, minimarkets y otros espacios. En el caso de las tarjetas, funcionarán dos puntos de venta en la ciudad.

En marzo de 2021, el sistema de pagos del transporte público con la App Bipay en Rancagua ha sido un éxito: “Ya tenemos más de 16 mil usuarios registrados en la aplicación. De ellos, unos 3.500 son estudiantes”, aseveró el Gerente General de Bipay Chile, Patricio Meseses.

Noticia publicada con información publicada en La Tercera

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *