Corredor eléctrico entre Rancagua y Machalí tiene un año sin licitarse

En diciembre de 2021, las autoridades de transporte del gobierno anterior anunciaron la implementación de un corredor eléctrico exclusivo, con 20 buses eléctricos que tendría dos servicios, ida y vuelta, entre las ciudades de Rancagua y Machalí.

Según indicó en su momento la exministra de Transportes, Gloria Hutt, este proyecto debió estar operativo a mediados del año pasado, específicamente en el mes de julio. La iniciativa se materializaría mediante un concurso público.

Pero actualmente la licitación para este proyecto se mantiene suspendida por segunda vez. En una primera oportunidad, el 10 de febrero de 2022, se informó la suspensión del concurso para tramitar una modificación de las bases, reanudándose el proceso el 15 de marzo y prorrogándose el plazo a los interesados para presentar ofertas el 30 de ese mismo mes y nuevamente el 28 de abril.

Pero desde junio de 2022, la licitación se volvió a paralizar y así se mantiene hasta la actualidad.

Revisión del Plan Operacional

En conversación con un destacado medio regional, la Seremi de Transportes, Flavia González, explicó que “la decisión de realizar esta revisión de las bases, obedece principalmente a que el proyecto se generó en el año 2021, con datos que han cambiado sustancialmente en el tiempo, por lo que es necesario realizar algunas modificaciones que permitan cumplir con las expectativas y ofrecer un servicio de calidad”.

“Este tipo de proyectos requiere asegurar una serie de aspectos tecnológicos y administrativos. Es por eso que se determinó revisar las bases de licitación, con el fin de adaptarlo a la realidad actual de la ciudad, evitando traer buses eléctricos sin que éstos aseguren calidad para los usuarios”, precisó la autoridad regional.

Refirió, por ejemplo, la necesidad de modificar el plan operacional que estaba planteado, considerando aspectos claves como los actuales flujos, demanda y otros aspectos que garanticen una mejor operación del servicio.

“En la actualidad se necesitan mejores y mayores requerimientos para llevar a cabo este proyecto acá en la ciudad de Rancagua (…) Año a año tenemos mayores tecnologías y también mayores exigencias”, subrayó.

De acuerdo con la seremi algunas de estas observaciones fueron hechas por la Contraloría, organismo que tendrá que revisar y validar los cambios realizados una vez concluido este proceso para que la licitación se retome nuevamente.

“No tenemos plazos establecidos porque esta revisión aún está en curso. Lo que sí podemos señalar es que en cuanto esto se retome nuevamente podemos conversar del tema y dar una nueva entrevista para ver cuáles son las modificaciones o cambios que se hicieron”, concluyó González.

Datos operativos del proyecto

Este proyecto consideró en sus inicios dos servicios con 20 buses eléctricos con los siguientes trayectos en sentidos ida y regreso:

  • Desde Escrivá de Balaguer hasta Avenida Estación, con recorridos por Miguel Ramírez, Alameda Libertador Bernardo O’Higgins, Viña del Mar, llegando a Av. Estación.
  • Desde y hacia el sector norte. Desde la avenida San Juan con República, pasando por Kennedy hasta Avenida Samuel Román Rojas.

El punto de carga de los buses eléctricos estará en un terreno de propiedad de la Empresa de Ferrocarriles del Estado, concretamente en la estación de trenes de Rancagua.

Noticia publicada con información de El Tipografo

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *