Límite a los pasajeros de colectivos: La medida que golpea al transporte público en la Región de O’higgins

Frente al importante alza de contagios por coronavirus, el jefe de la Defensa Nacional en la Región de O’Higgins, general Jorge Jacque, dio a conocer una nueva disposición para evitar la propagación de casos al interior del transporte público en taxis y colectivos, medios para los cuales se decretó un límite máximo de 3 pasajeros por vehículo, con 2 en el asiento posterior y uno adelante.

La medida comenzó a regir a las 22:00 horas de este jueves para todos los prestadores del servicio que circulen a través de comunas en cuarentena, informándose al respecto que esta disposición se mantendrá mientras la situación epidemiológica así lo requiera.

“Sin lugar a dudas afecta, porque uno podría decir hay poca gente, lo que es verdad, pero eso no quita que en una vuelta justo te hagan parar para completar la carga de pasajeros y no poder llevarlos. Por ejemplo, hoy mismo en la mañana, en dos vueltas que iba hacia el centro yo podría haber llenado los asientos traseros y no pude. Entonces, claro que nos afecta porque el trabajo está malo, ha bajado cualquier cantidad”, según explicó Eduardo Lillo, presidente de la Federación Regional de Taxis Colectivos (Feretacol).

“El hecho de que eso vaya a significar 5 pasajeros menos en un par de vueltas, por ejemplo, ya son 3 mil pesos, y eso multiplicado por 6 días, llevado a un mes son varias decenas de miles pesos, nos perjudica. Bueno también tiene lógica con lo de mantener el distanciamiento social por la situación que tenemos, pero es un menoscabo que se suma a la baja sostenida que hemos tenido de usuarios”, añadió el transportista.

En esa línea, el dirigente expresó que por parte del Gobierno no han recibido ayudas para poder sobreponerse al complejo momento, señalando al respecto que “nadie calificó con sus bonos, lo que se suma a que cada día tenemos medidas más restrictivas”, dichos a lo que sumó “pese a que entendemos la medida igual hay un daño”.

“Estamos con un 80% menos de ingresos y es por eso que también anda poco auto, en que pienso que la capacidad de colectivos por sector no creo que supere un 15% de la flota, y no están trabajando porque los primeros que aflojaron son los choferes por sus entregas, por el tema del combustible, porque un dueño de auto no lo va a pasar para un desgaste, para correr peligros de asalto o robos por un par de lucas”, indicó.

Dentro de este contexto, Lillo reveló que los porcentajes de ganancias para los conductores actualmente son “bastante menores”, ámbito en el que además dio a conocer que han sido respaldados por el alcalde de Rancagua, Eduardo Soto, mediante la prestación de una serie de consideraciones.

“Como gremio hemos tratado de hacer una serie de cosas con las autoridades, pero sobre todo tengo que destacar al alcalde, porque con él hemos hecho todas las gestiones como conseguir mascarillas, medidas de protección, nos entregó directamente una giftcard hace dos meses para 130 conductores, ahora la próxima semana probablemente se entregarán 2 mil giftcard para comprar en el supermercado destinadas a todo el gremio y todo eso es gracias a él”, expresó al término dirigente de Feretacol.

Fuente: El Tipógrafo

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *