MOP O’Higgins se reunió con dirigentes de La Moranina y Tuniche para reforzar el alcance del proyecto de la ampliación de la ruta h-10-210 en Rancagua

El pasado martes 18 de julio, la SEREMI María de los Ángeles Latorre, en compañía del Director Maurice Dintrans y el equipo técnico de la Dirección de Vialidad, sostuvieron nuevamente una reunión con dirigentes vecinales de las localidades de La Moranina y Tuniche; el alcalde de Rancagua, Juan Ramón Godoy, con el equipo técnico del municipio; la diputada Natalia Romero y representantes de parlamentarios de la región, con el objetivo de abordar la problemática que está afectando a algunas familias de estos sectores, y establecer medidas de acción ante las situaciones irregulares de viviendas y lotes, detectados en el proyecto de Ampliación de la Ruta H-10-210.

El proyecto, que se enmarca en las condiciones establecidas en el instrumento de planificación territorial comunal sobre zonas afectas a utilidad pública, se encuentra en la etapa de expropiaciones. Se han identificado principalmente 2 focos de conflicto: terrenos no regularizados y múltiples viviendas en un lote, situaciones que fueron detectadas por equipos de la Dirección de Vialidad.

Al respecto, el Director Maurice Dintrans, indicó que “se han revisado más de 78 sitios de los cuales, 28 presentan alguna situación de irregularidad, que son los principales focos de conflictos para este proyecto, personas que no tiene regularizado sus sitios o casas, o existen sitios donde hay más de una casa. Son estas las situaciones de carácter social, que el MOP ha comprometido trabajar en conjunto con la municipalidad para dar solución a cada uno de los vecinos que se pudieran sentir afectados”.

En este sentido, la SEREMI María de los Ángeles Latorre, señaló que “el MOP ha tenido toda la disponibilidad para acoger los requerimientos y las preocupaciones de la comunidad, por eso fuimos al territorio a aclarar dudas sobre el proyecto y a escucharlos, de cómo esta intervención les cambiará su vida. Es por eso que iniciamos esta mesa de trabajo, y este nuevo encuentro, nos mandata a mirar en detalle que es lo que está pasando en particular en cada una de estas historias. Para esto, es fundamental el levantamiento que está realizando la municipalidad de Rancagua en cada uno de los hogares afectos a expropiación que, -sumado a la reprogramación del proyecto que podría realizar la Dirección de Vialidad-, respecto a iniciar las obras desde la ruta H-30 hacia el norte, nos permitirá obtener un tiempo prudente para efectuar una propuesta, ya que, solo mirando el caso a caso, lograremos proponer en conjunto una solución que finalmente privilegie el bien común.

El proyecto de Ampliación de la Ruta H-10-210, se inició el 2014, a través del estudio de prefactibilidad y consta de una longitud total de 8,7 km., aproximadamente. Su objetivo es construir un proyecto vial urbano integral, con alto estándar de seguridad para todos los peatones, ciclistas y usuarios del sistema de transporte, como vehículos particulares, transporte público y camiones que transitan desde la Ruta H-10 y Ruta H-210, entre camino Chancón y la Ruta H-30, sector límite urbano sur-poniente de la ciudad de Rancagua.

“Este proyecto es de alta importancia, pues muchos vecinos y vecinas del sector y de las comunas aledañas han perdido la vida, debido a las condiciones del camino y al alto flujo vehicular que con los años ha deteriorado la ruta, y que necesita una intervención mayor para cumplir con los estándares de seguridad vial”, destacó el Director de Vialidad.

La iniciativa cuenta con una doble calzada que mejorará la conectividad sentido norte-sur y ejes transversales de la ruta; mejorará también la seguridad al incorporar ciclovía, aceras y veredas, mejoramiento de cruces, nueva iluminación, paisajismo, señalización, semaforización, saneamiento, drenajes y modificación de canales, entre otras.

Cabe destacar que, en la etapa de Estudio de Ingeniería del proyecto, desde el 2018 al 2020, se realizaron tres participaciones ciudadanas con la comunidad, y tres reuniones técnicas con los organismos públicos regionales y comunales, donde los asistentes tomaron conocimiento tanto del proceso, como del proyecto final. Al respecto la SEREMI indicó: “algunos vecinos nos han contado que nunca recibieron información sobre el proyecto, que no se enteraron de las participaciones e incluso que se les informó sobre un proyecto distinto, lo que es sin duda lamentable. También es nuestro compromiso levantar la trazabilidad del proceso, para detectar por qué la información solo llegó a una parte de la comunidad y hacer las correcciones necesarias, pues en nuestro Gobierno es fundamental la participación de todas y todos para fundar la toma de decisiones”.

Noticia publicada con información de MOP O’Higgins

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *