¿Vuelven los tacos? Los puntos críticos que preocupan en Rancagua y Machalí de cara al inicio de marzo

“Se te apareció marzo” es una popular frase en Chile que tiene su origen en un comercial y que ya quedó arraigada en el colectivo de los chilenos, la que alude a un cambio abrupto de rutina, en que se dejan atrás las vacaciones y vuelven las clases, el trabajo… y los tacos.

Una tendencia que genera preocupación cuando queda una semana para llegar al tercer mes del año. El flujo vehicular aumenta en forma considerable a partir de ese período, especialmente con un parque automotriz que va en ascenso, por lo que las autoridades intentan acordar medidas efectivas de mitigación en Rancagua y comunas aledañas.

Puntos críticos

Los puntos críticos tienen lugar en aquellas avenidas de mayor concurrencia y que podrían presentar atascos en horas punta como en el horario de ingreso y salida de clases (8:00 y 13:00 horas aproximadamente), y al término de las jornadas laborales (18:00 horas).

Tal es el caso de Carretera del Cobre, que conecta las ciudades de Rancagua y Machalí. En este sector hay más de un establecimiento educacional y, sumado a los interrumpidos trabajos en materia de ampliación que se han arrastrado durante los últimos años, es uno de los puntos a tomar en consideración por el alto tráfico que suele haber y que ya se ha visto sobrepasado.

En avenida San Juan, el ‘taco’ se genera principalmente entre la calle Estadio Marista y Escrivá de Balaguer. La tendencia se explica por la alta cantidad de colegios que se encuentran en este tramo.

Por el poniente, la situación también se proyecta compleja. El camino que une Rancagua con Doñihue desde hace años se ha visto sobrepasado, principalmente porque es la única conexión que existe para las comunas aledañas con la capital regional, lugar donde trabaja y estudia una gran cantidad de habitantes. Eso, considerando además la falta de pistas para el tránsito vehicular y la rotonda ubicada en el acceso a Rancagua.

En Avenida Baquedano con Camino San Ramón también es uno de los puntos que presentaba alta congestión, debido a los trabajos que se mantenían en la intersección, además de la presencia de un colegio, un supermercado y la reciente instalación de una sucursal de McDonald’s.

Ya en la ciudad de Rancagua, las calles del centro también se ven superadas. Almarza, Alcázar, Bueras, Astorga, Cuevas y Mujica son puntos de alto tráfico vehicular a raíz de los colegios instalados y a los hábitos de algunos conductores, quienes se detienen en las afueras de los recintos educacionales por un tiempo que, muchas veces, sobrepasa lo prudente y obstaculizan una de las dos pistas.

La Alameda también se verá con un alto flujo vehicular. La ruta sirve como única alternativa para los vecinos del sector nororiente de Rancagua hacia el centro de la capital regional, y el atochamiento comienza generalmente desde la rotonda que une Alameda y avenida La Compañía.

Mesa de movilidad

Las medidas implementadas en el año anterior por las autoridades dieron resultados positivos, lo que se vio reflejado en la fluidez del tráfico en horas punta y los atochamientos se presentaron durante un corto período de tiempo.

Entre las razones que justificaron el éxito fueron las gestiones en la actualización y mejoramiento de los semáforos en puntos estratégicos, el fomento del uso de bicicleta, buses de traslado para escolares y pistas exclusivas para el transporte público.

Para este año, la mesa de movilidad en la que fueron convocadas las autoridades regionales se programó para el lunes de la semana pasada, instancia en la que ya estudian los detalles operativos de cara a la puesta en marcha de la jornada escolar 2024 y el retorno al trabajo.

Noticia publicada con información de El Tipografo

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *